Megatienda del Sur
 

INGREDIENTES

1 pavo de 5.5 kilos
120 gramos de mantequilla, suavizada
1 limón amarillo, cortado a la mitad
1 pizca de sal

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 220° centígrados. Separa el pescuezo y las vísceras del pavo y resérvalas.

Coloca el pavo en una pavera (o fuente para horno con su parrilla) y empezando por el cuello, introduce tu mano entre la piel y la pechuga del pájaro para aflojarla un poco. Toma un poco de la mantequilla suavizada y úntala sobre la pechuga (debajo de la piel). Unta más mantequilla sobre la piel. Sazona bien con sal y coloca las 2 mitades de limón en el hueco del pavo (esto ayudará a mantenerlo húmedo).

Hornea durante 30 minutos a 220° centígrados hasta que haya tomado un tono café dorado, luego sácalo del horno y barnízalo con mantequilla. A este punto reduce la temperatura del horno a 180° centírados, rellena el pavo con tu relleno favorito y cubre la pechuga con papel aluminio para evitar que se dore de más.

Regresa el pavo al horno y cocina hasta que se haya cocido completamente y los jugos de los muslos salgan claros al cortarlos, aproximadamente 3 1/2 horas más. Durante este tiempo, barniza el pavo con mantequilla cada 40 minutos o báñalo con los jugos de la pavera. Retira el pavo cocido del horno, colócalo en un platón y cúbrelo con papel aluminio para mantenerlo tibio.